Links

Mónica Espinoza, asociada de la comunidad de Macul

            Al igual que muchos chilenos, vivo hoy con preocupación e incertidumbre lo que sucede día a día en nuestro país; se aprecia la falta de respeto y la poca tolerancia; los hechos de violencia son el pan de cada día; lamentablemente pagan justos por pecadores. Todo esto nos agobia demasiado.

            Sin embargo, aún tengo esperanza, y confío que esta nueva constitución en la que se ha estado trabajando traiga paz y cambios para todos los chilenos.

            Anhelo un país más justo, donde todos tengan derecho a educación y salud de calidad; deseo que se pueda erradicar la pobreza, creando nuevas fuentes de trabajo digno y salarios justos; y espero que cada familia tenga derecho a una vivienda de calidad.

            Me parece importante ahondar en lo que significan los “derechos sociales”. Los derechos en una sociedad libre y democrática facilitan que los ciudadanos puedan desarrollarse en autonomía, igualdad y libertad; entonces, los derechos sociales les permitirían sostener condiciones económicas y accesos a bienes necesarios para una vida digna. Estos derechos son: educación, salud, vivienda, derecho a la seguridad social, trabajo digno, entre otros.

Si bien es cierto que los derechos sociales “están implícitos en la constitución chilena” ha faltado la voluntad política de los legisladores para hacer que se concreten y que las necesidades básicas no sean consideradas como migajas para los más pobres, sino que mejoren verdaderamente la calidad de vida de nuestros compatriotas.

            En el Catecismo de la Iglesia católica se indica que “La familia debe ser ayudada y defendida mediante medidas sociales apropiadas. Cuando las familias no son capaces de realizar sus funciones, los otros cuerpos sociales tienen el deber de ayudarlas y de sostener la institución familiar en conformidad con el principio de subsidiaridad” ·. (CEC, 2209)

            Es de esperar que la sociedad comprenda que debemos ser solidarios unos con otros y priorizar el bien común por encima de las necesidades particulares y partidistas.

In memoriam del P. Txema Martínez

In memoriam del P. Txema Martínez

El P. Txema Martínez de la Fuente ha fallecido en Santiago de Chile, el día 10 de abril de de 2022, a los 74 años de edad, 18 de vida religiosa y 46 de sacerdocio. Nació el 20 de agosto de 1947, en Sestao (Vizcaya). Sus padres fueron Dn. Antonio y la Sra. Carmen. Era el menor de tres hermanos, los otros dos ya fallecidos. Cursó estudios de filosofía y teología y fue ordenado sacerdote en la diócesis de Bilbao (España), en 1976. Su primera misión parroquial fue en Santurce. Pocos años después fue destinado a Sopuerta -donde conoció a los Clérigos de San Viator- y posteriormente a Galdames. En esta última parroquia sirvió durante 20 años.  Siendo ya viator asociado, en 1999 llegó a Chile. ...

Leer más
Comité de prevención y ética ministerial

Comité de prevención y ética ministerial

El día 11 de mayo se reunió el comité provincial de prevención y ética ministerial. El objetivo de...

“Mis anhelos para el futuro de Chile”

“Mis anhelos para el futuro de Chile”

Mónica Espinoza, asociada de la comunidad de Macul             Al igual que muchos chilenos, vivo...

Compromisos definitivos del asociado Víctor Aránguiz

Compromisos definitivos del asociado Víctor Ará…

El día 6 de abril el asociado Víctor Aranguiz, perteneciente a la comunidad de Puente Alto, realiz...

La familia viatoriana chilena ora por la paz.

La familia viatoriana chilena ora por la paz.

La Comisión provincial Justicia y Paz invita a todos los viatores y a las comunidades educativas y...

Volver a la presencialidad

Volver a la presencialidad

El manejo de la pandemia por el estado chileno ha sido reconocido mundialmente como exitoso, por e...

Ingreso al noviciado

Ingreso al noviciado

El sábado 26 de marzo, en una ceremonia presidida por el superior provincial, inició su noviciado ...